Certificado de profesionalidad en el área de salud y bienestar

Una de las propuestas del gobierno para reducir la tasa de paro es la de formar profesionales para que sean capaces de ocupar los puestos más demandados en la actualidad por las empresas. Así pues, esta titulación o certificado de profesionalidad abarca varios campos en función de la experiencia previa de los candidatos y sus deseos laborales futuros. No obstante, uno de los más solicitados es el relacionado con el área de salud y bienestar por las posibilidades que ofrece.

Y es que permiten al personal cualificado atender a las personas desde diferentes puntos de vista, demostrando que no sólo se trata de salud física la base del bienestar del paciente sino de algunas otras variables. Es así como la intervención puede ser de tipo física, social y psicológica además de atender el entorno que le rodea. Siendo así, estos profesionales deben ser capaces de unir en un mismo paciente todos sus conocimientos para ofrecer una ayuda realmente integral que contribuya a que de forma progresiva la autonomía personal evolucione lo cual impacta de forma positiva la vida de la persona y su entorno familiar.

El abanico de posibilidades de trabajo para un técnico en atención sociosanitaria es muy basto, ya que puede trabajar en instituciones de carácter público o privado así como en los muy conocidos centros residenciales o centros de día. Los puestos también son diversos pues podría cuidar minusválidos físicos, psíquicos y sensoriales entre otros. Una salvedad importante es la diferencia que hay entre el certificado de asistencia en instituciones y el que se desempeña en el domicilio del paciente.

En algunos casos, se tiene el segundo pero el mismo no es suficiente para ir a pedir trabajo a ciertas instituciones. Aunque los procedimientos pueden ser parecidos hay diferencias entre las bases de un conocimiento y el otro. Independientemente del lugar donde se desee desempeñar la carrera profesional para ayudar a las personas dependientes de las instituciones sociales, una premisa debe colocarse en cada caso y es la de demostrar empatía y humanidad en el trato de los pacientes.

A veces la práctica de la medicina o de la enfermería nos vuelve fríos y distantes cuando lo más importante para el paciente es sentir esa mano amiga que ha llegado a brindar ayuda para salir del escollo en que de alguna forma hemos caído, sea por edad o por el azar de la vida. Así pues, el certificado de profesionalidad ofrece la capacidad de afrontar estas situaciones.

Deja un comentario